¿Debo comer por dos?

 

En tiempos de nuestros antepasados, se decía que había que comer “por dos” durante el embarazo. Esto es erróneo; ya que lo más importante, no es comer “por dos”, sino “para dos”. De lo contrario, favorecemos el sobrepeso en las embarazadas. Es aconsejable que ellas coman de forma equilibrada, pues así ganarán el peso necesario (se estima que equivale 1 kilo por mes).

 

Me siento mal todo el tiempo, y no puedo comer mucho. Me preocupa que mi bebé no esté obteniendo una nutrición apropiada, ¿qué debo hacer?

 

Comer bien no significa comer mucho. La alimentación debe ser lo suficientemente balanceada para garantizar el buen estado nutricional de la madre. Se recomienda ingerir alimentos ricos en calcio, fósforo, hierro, yodo, zinc y ácido fólico; pues son esenciales para el óptimo desarrollo del feto.

 

¿Necesito realmente tomar un suplemento de vitaminas y minerales?

 

Tomar o no suplementos durante el embarazo, debe valorarse en cada caso (de forma individual) y no, por cuenta propia. El especialista determinará el tipo de suplemento y la dosis adecuada.

 

 

¿Los suplementos y vitaminas pueden aumentarme de peso más de lo necesario?

 

Sí lo pueden hacer y no sólo eso, en caso de que no se manifiesten deficiencias de vitaminas; el uso de éstos es innecesario, a la vez que puede resultar perjudicial. Esto ocurre frecuentemente con las vitaminas A y D, pues se acumulan en el organismo y un exceso de ellas puede producir riesgos en el binomio madre–hijo.

 

¿Está bien utilizar edulcorantes artificiales durante el embarazo?

 

Si el consumo es moderado, no afecta la salud de la embarazada ni del feto. Lo importante es no abusar de los productos “light” (que tienen edulcorantes), por ejemplo: sodas, etc.

 

He escuchado mucho en las noticias acerca del ácido fólico. ¿Qué tan importante es?

 

Es muy importante, ya que puede prevenir y reducir la incidencia de trastornos congénitos, como son los defectos del tubo neural; entre éstos, la espina bífida. De igual modo, un consumo de ácido fólico evita el riesgo de parto prematuro y el nacimiento de niños con bajo peso.

 


¿Puedo comer golosinas durante la etapa del embarazo?

 

En realidad, son alimentos cuyo consumo no es necesario; y si nos excedemos, pueden favorecer el sobrepeso, las caries y la diabetes. Es recomendable moderar o limitar su ingesta.

 

¿Puedo tomar refrescos, vino o café durante el embarazo?

 

No se debe tomar más de una taza de café al día, especialmente durante el primer trimestre. Está comprobado que dosis altas de cafeína, duplican el riesgo de sufrir un aborto espontáneo. Lo mismo ocurre con los refrescos (sodas), su consumo debe ser muy de vez en cuando. Se desaconseja totalmente el consumo de alcohol durante el embarazo porque puede afectar al feto.

 

¿Las mujeres embarazadas deben eliminar la sal?

 

Disminuir el consumo de sal resulta formidable para evitar la retención de líquidos y el aumento de la presión arterial. Hay que evitar la sal de mesa.

 

 

¿Aquellas mujeres que ya son obesas deberían subir de peso?

 

No es recomendable, ya que numerosos estudios científicos demuestran que la ingesta de muchos dulces; y el aumento de peso durante los últimos meses de embarazo,  pueden aumentar las probabilidades de que el bebé sufra de obesidad en el futuro.

 

¿Cuál sería el esquema de alimentación sugerida para las embarazadas?

 

 

 

 

 

¿Las mujeres embarazadas pueden comer pescado crudo?

 

No es recomendable comer pescado crudo, ya que puede estar contaminado con la bacteria que produce una enfermedad llamada “listeriosis”, que puede ser peligrosa para la embarazada, porque puede producirle dolor de cabeza, fiebre, vómito; y en casos severos, amenaza de aborto y parto prematuro.

 

Dr. Ramiro Arosemena Castillo

Especialista en Ginecología y Obstetricia

Provincia de Veraguas

Clínica de la Mujer

Teléfono: 998–5933