fbpx

Cirujano general nos explica en qué consiste el quiste tirogloso y cómo solucionarlo

¿Qué es un quiste tirogloso y por qué se le conoce así?

 

El quiste tirogloso fue descrito por primera vez en 1723 por Vater, que lo denominó “conducto lingual” y es una de las masas más comunes localizadas en la parte anterior del cuello, es un tumor de contenido líquido de comportamiento benigno y debe su nombre a que es un remanente del conducto tirogloso por donde desciende la glándula tiroides (3a y 4a semana de gestación) a su posición anatómica normal. Debemos recordar que la glándula tiroides empieza su desarrollo al final de la tercera semana de vida intrauterina como una proliferación endodérmica del piso ventral de la faringe, entre el tubérculo impar y la lengua en desarrollo, punto que posteriormente será el agujero ciego.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

 

Los síntomas de un quiste tirogloso pueden parecerse a los de otras masas cervicales o problemas médicos:

  • Masa redonda, pequeña y blanda en el centro de la parte anterior del cuello.
  • Sensibilidad, enrojecimiento e hinchazón de la masa si está infectada.
  • Abertura pequeña en la piel cerca de la masa, con supuración de mucosidad del quiste.
  • Dificultad para tragar o respirar.

Lo importante es siempre acudir a su médico para un diagnóstico adecuado.

 

¿A qué edad puede presentarse?

 

El quiste tirogloso es un defecto embrionario, por ende, es un defecto que está presente desde el nacimiento, pero que comúnmente se diagnostica entre los 2 y 10 años de edad. También hay un porcentaje importante de casos en los que el quiste tirogloso se descubre luego de los 20 años. No hay predominio de sexo y por lo general aparece luego de infecciones respiratorias superiores. López, y Barrios en su estudio retrospectivo en pacientes diagnosticados con quiste tirogloso, menciona que el 28.57% de la muestra presentó la patología en la primera década de la vida, el 35.71% en la segunda década y el 35.71% en la tercera.

 

¿Cómo se establece el diagnóstico de quiste tirogoloso?

 

El diagnóstico del quiste tirogloso se realiza mediante una historia clínica y examen físico del paciente en el cual se le pide sacar la lengua, una vez fuera se procede a sujetarla y jalarla hacia afuera, de esta manera se observa que la masa en el centro del cuello sube y baja al jalar la lengua. También se realiza un ultrasonido(USG) que corrobora la presencia de una lesión quística en el centro del cuello.

 

¿Por qué se produce el quiste tirogloso?

 

Como se señaló arriba, cuando la glándula tiroidea se forma durante el desarrollo embrionario en la base de la lengua y baja por el cuello a través de un conducto llamado conducto tirogloso. Este conducto normalmente desaparece una vez que la tiroides alcanza su posición final en el cuello. Sin embargo, a veces algunas porciones del conducto permanecen y forman cavidades o sacos llamados quistes, los cuales pueden llenarse de líquido o moco e inflamarse si se infectan.

 

¿Cuál es su tratamiento?

 

El tratamiento específico para un quiste tirogloso será determinado por el médico según lo siguiente:

 

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos.
  • La gravedad del trastorno.
  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Las expectativas respecto de la evolución del trastorno.
  • Su opinión o preferencia.

 

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

 

  • Antibióticos (para tratar la infección).
  • Extirpación quirúrgica del quiste y el conducto tirogloso. Cirugía que puede durar entre 45min a 1hora dependiendo del tamaño y otros factores. Así mismo, el paciente puede ir a casa el día siguiente.

 ¿Qué pasa si no se opera?

 

Si el paciente o los padres (cuando aparece en niños) no desean recurrir al quirófano, podría ocurrir una contaminación severa o aparecer abscesos locales y fístulas, lo cual puede complicar la cirugía que necesariamente en algún momento tendrá que programarse.

 

Hay que considerar que, de tratarse de un adulto, existe un 1% de riesgo de que el quiste tirogloso se relacione con un tumor maligno y con enfermedad metastásica en el 7%. En los niños no se han reportado situaciones de células cancerosas.

¿Qué complicaciones puede presentarse con esta cirugía? ¿Puede reaparecer el quiste?

 

 

La principal complicación de la cirugía de extirpación del quiste tirogloso es la recidiva que con la cirugía adecuada se reduce hasta un 5% de los casos. En el caso de haber tenido múltiples episodios inflamatorios previos a la cirugía (aunque estudios señalan que este factor no influye) o la extirpación inadecuada del hueso hioides, se han visto que pueden ser factores que aumenten la recidiva del quiste hasta el 25%. También se han observado aparición de estridores respiratorios postoperatorios y seromas de la herida quirúrgica.

 

Escrito por el Dr. Rubén Rivera Especialista en Cirugía General y Laparoscopía. Para mayor información visita su perfil profesional. 

Contactar por Whatsapp

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!