fbpx

Con el Baby Bótox obtendrás la medida perfecta para rejuvenecer tu rostro

La toxina botulínica ha sido uno de los tratamientos estéticos que más ha causado polémica en los últimos años, algunos están a favor y otros en contra. Ahora, contamos con una nueva versión que promete todos los beneficios de este sistema antienvejecimiento, pero en la cantidad necesaria para un resultado natural y duradero.

 

MÁS JOVEN SÍ, PERO QUE NO SE NOTE

 

La toxina botulínica comenzó a utilizarse en cosmética desde la década de los ’90 y rápidamente fue ganando adeptos no solamente porque con este tratamiento se lograba un visible rejuvenecimiento facial, sino por el costo, totalmente accesible para la mayoría.

 

Sin embargo, pronto ese furor se vio amenazado por la aparición de muchos casos de resultados no deseados que mostraban pérdida de expresión o la conocida “cara petrificada”, originados por el abuso de la sustancia, bien sea por usar más cantidad de la necesaria, en puntos del rostro no recomendados o por la realización de sesiones muy frecuentes.

 

Es que en lo que se refiere a tratamientos estéticos, lo ideal es que se vea realmente un refrescamiento y disminución de arrugas o líneas de expresión, pero sin que se note o cambie dramáticamente nuestro aspecto facial.

 

 

El Baby Bótox nace de la necesidad de obtener resultados más suaves y naturales. Es la medida justa para eliminar sustancialmente las pequeñas arrugas, dándoles un aspecto juvenil al rostro.

 

LA JUSTA MEDIDA PARA UN GRAN EFECTO

 

El éxito de este tratamiento está en la cantidad de toxina que se utiliza, que en muchos casos puede ser hasta menos de la mitad que la usada con la versión convencional. Eso lógicamente, hace que no se paralice el músculo por completo, sino que se suavice la contracción del mismo.

 

Adicionalmente, el Baby Bótox fue creado como una alternativa preventiva, es decir, para ser aplicado a partir de los 35 años, edad en la cual generalmente comienzan a “marcarse” las líneas del entrecejo, frente, patas de gallo y alrededor de la comisura de los labios. Es decir, su eficacia disminuye cuando ya las arrugas son más profundas. Pero, igualmente algunos pacientes, tanto mujeres como hombres, lo prefieren debido a que con estas aplicaciones mucho más pequeñas, se mantiene intacta la expresividad.

 

PEQUEÑAS DOSIS

 

Podemos decir que el Baby Bótox es la hermanita menor del procedimiento original con toxina botulínica. A continuación te contamos cuáles son sus beneficios:

  • Suaviza la contracción muscular, no la paraliza.
  • Puede ser utilizado como tratamiento antiarrugas preventivo.
  • Puede aplicarse a más temprana edad, incluso antes de los 30 años.
  • Resultados más naturales y suaves.
  • Se mantiene el rostro fresco, sin apariencia de máscara.
  • Tiene la misma potencia que el bótox.
  • Su duración es de 4 meses aproximadamente, porque las dosis son menores.
  • Los costos por sesión son totalmente accesibles.

 

Es importante que recuerdes, si estás considerando realizarte el tratamiento de Baby Bótox, que, aunque su principal ventaja es la aplicación de una cantidad menor de la sustancia, eso no significa que se reducen los riesgos, entre ellos podemos nombrar:

 

 

  • Como en cualquier procedimiento estético es posible que puedas tener una reacción alérgica al producto, sin nunca los has usado previamente.
  • Un uso indebido en manos inexpertas puede ocasionar la condición conocida como ptosis o párpado caído.
  • En el lugar donde se aplicaron las inyecciones de Baby Bótox pueden sentirse molestias como dolor, enrojecimiento, aparición de hematomas o hinchazón.

Por eso es importante que quien realice este procedimiento sea un profesional calificado de la medicina.

La precisión en la zona y la cantidad son las claves para un exitoso Baby Bótox.

Visita el perfil de la doctora Natalye Reyes

Tienes dudas escríbenos

 

    Para más información de este directorio, complete el siguiente formulario.

    Contactar por Whatsapp

    Do NOT follow this link or you will be banned from the site!