fbpx

COVID hoy en día, El virus sigue presente

Aquí puedes escuchar en audio este artículo: 

 

 

Luego de haber regresado a la casi normalidad, tenemos que saber que el virus no dejará de existir y circulará siempre entre nosotros

Hace tres años los seres humanos vivíamos libremente en un mundo globalizado, viajando sin pensar en los microorganismos suspendidos en el aire. Hoy en día muchas personas a pesar de haberse levantado las restricciones de contacto, uso obligatorio de mascarilla y reuniones, siguen manteniendo las medidas de prevención, y no se debe a una obsesión: el virus sigue presente.

Hemos aprendido que se transmite de persona a persona a través de gotas respiratorias producidas al toser, estornudar o hablar, y cuando existe contacto cercano menor a 2 metros. A su vez, existen individuos sin síntomas que pueden ser transmisores del virus.

Hoy en día, luego de haber regresado a la casi normalidad, tenemos que saber que el virus no dejará de existir y circulará siempre entre nosotros.

El SARSCOV2 pasó probablemente de otro mamífero a los humanos, entrando a las células de los pulmones y replicándose aproximadamente en un tiempo comprendido entre 3 a 7 días, en los que el paciente inicia con síntomas que se desarrollan hasta el día 14, cuando declina el periodo de transmisión.

Prevención máxima

 

Desde que se elaboraron las vacunas contra SARSCOV 2 descendieron las infecciones graves y muertes, en Panamá, 80% de los ciudadanos tiene una dosis y 71% está con esquema completo, lo cual es un indicador del alcance de la política de salud pública y la respuesta de la comunidad.

También la prevención efectiva se ha reflejado en el número de hospitalizaciones en sala general, UCI y muertes por el virus. Las vacunas han disminuido la enfermedad grave y muerte por encima de 50%, en algunos casos, la estadística llegó hasta 80%.

 

Por otro lado, la vacunación es una herramienta efectiva para disminuir los casos de COVID persistente o “Long COVID”, en los que una persona continúa con síntomas por varios meses; a pesar de que esta entidad no tiene tratamiento específico se conoce que la vacunación completa disminuye la incidencia de estos casos.

Lo cierto es que a pesar de que no es tan letal como antes, sigue siendo contagioso e incapacitante, por lo tanto, se recomienda evaluar la situación epidemiológica y no bajar la guardia ante cualquier brote.

Medidas claves

 

Actualmente, los organismos internacionales y nacionales recomiendan las mismas medidas para aminorar el aumento de infecciones asociadas a aglomeraciones, movilización y cambios de clima que hacen que exista aumento de casos. Además, la variable circulante -en este momento- es la más contagiosa por lo que se proponen las siguientes medidas:

  • Uso de mascarillas en espacios cerrados y en transporte público.
  • Mantener distanciamiento físico, especialmente, en lugares cerrados.
  • Completar esquema de vacunación.
  • Lavado de manos y desinfectar objetos que se tocan con frecuencia.
  • Todo paciente inmunocomprometido, mayor de 55 años y con enfermedad crónica, debe usar mascarilla.

 

 

Estas normas reiterativas deben ser implementadas por todos cuando tenemos evidencia de aumento de casos. Aún cuando las vacunas nos mantienen protegidos de enfermar gravemente, podemos ser fuentes transmisoras del virus si no nos cuidamos con consciencia.

Ante cualquier síntoma respiratorio de tipo gripal debemos usar mascarilla, descansar y de ser posible realizarnos una prueba de hisopado por sarscov2, pero lo más importante es guardar reposo y usar mascarilla para proteger a los demás.

Así como el virus se adapta, los seres humanos debemos adaptarnos a convivir con ellos, preparar nuestro sistema inmune ante nuevos brotes y, en general, aprender a cuidar lo más valioso que poseemos: la salud.

Dra. Laura Saldaña

David, Chiriquí. 

Email: drasaldanastaff31@gmail.com

Neumólogo

    Contactar por Whatsapp

    Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
    error: Alerta: La Selección de Contenido esta deshabilitado!!