fbpx

¿De qué se trata la fotovaporización de próstata?

En esta cirugía se introduce un “resectoscopio” por la uretra hacia la vejiga (procedimiento endoscópico), con fibra láser para calentar una porción de tejido con el fin de vaporizar la obstrucción del flujo de salida de la orina.

Un ayuno (incluidos los líquidos) al menos 6 horas antes de la cirugía, o el tiempo que haya sido indicado por los médicos, es una de las recomendaciones principales que se realizan a pacientes que vayan a operarse con cirugía de vaporización de laser de próstata.

Se trata de un tratamiento endoscópico poco invasivo que consiste en la utilización de un sistema láser para vaporizar (ablación) el tejido prostático que produce una obstrucción a la salida del flujo de la orina, con el propósito de mejorar la sintomatología urinaria.

Las ventajas de este procedimiento tienen que ver con la corta estadía hospitalaria, la mejoría inmediata del flujo urinario, un menor tiempo de sonda vesical tras la cirugía, bajo riesgo de complicaciones y, por lo general, no será necesario suspender los anticoagulantes.

Se aconseja dejar de fumar, ya que mejorará el riesgo anestésico durante el procedimiento.

Por pasos

 

Esta cirugía utiliza anestesia raquídea o general, además se usa un antibiótico profiláctico para disminuir el riesgo de infecciones. En ocasiones el tratamiento antibiótico se puede prolongar hasta después de la cirugía, especialmente en aquellos pacientes que portaban una sonda vesical previamente.

En la fotovaporización laser de próstata se introduce un instrumento llamado “resectoscopio” por la uretra hacia la vejiga (procedimiento endoscópico). A través de este se introduce una fibra láser que calienta una pequeña porción de tejido prostático hasta alcanzar el punto de ebullición, lo que consigue la vaporización del adenómero prostático (tejido prostático que provoca la obstrucción del flujo de salida de la orina).

Al finalizar la cirugía se coloca una sonda vesical con un sistema de lavado continuo, con suero fisiológico, que previene la formación de coágulos.

El tiempo de hospitalización depende del tamaño de la próstata, y puede variar entre 1-2 días después de la cirugía.

Post operatorio

Durante este período se mantendrán los lavados vesicales con suero fisiológico a través de la sonda vesical (colocada durante la cirugía) entre 12-24 horas.

Después de confirmar que la orina permanece clara, sin los lavados vesicales, se retirará la sonda vesical.

En cuanto se confirme que su micción (orina) es adecuada se procederá al alta hospitalaria.

Algunas de las consideraciones a tener en cuenta con la fotovaporización de la próstata son: el tamaño de la próstata, la disuria (molestias urinarias) después de la cirugía, el hecho de que posiblemente se requiera otra cirugía varios años después porque continúa el crecimiento prostático, y la imposibilidad de analizar el tejido vaporizado.

Recomendaciones generales

 

  • Beba abundantes líquidos.
  • Tan pronto como le sea posible puede hacer sus actividades cotidianas, excepto ejercicio físico intenso, andar en bicicleta o levantar pesos mayores de 5 Kg (durante 4-6 semanas).
  • No tome baños termales, ni vaya al sauna.
  • Evite las relaciones sexuales durante 4 semanas.

Dr. Kevin Goad

Urología Adultos y Niños

    Contactar por Whatsapp

    Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
    error: Alerta: La Selección de Contenido esta deshabilitado!!