fbpx

El Colesterol y su relación con la Salud del Corazón

¿Qué es Colesterol?

El colesterol es un lípido o una sustancia grasa que forma de los tejidos del ser humano. Tiene funciones importantes como la producción de hormonas sexuales, la generación de energía y las de ser un componente estructural de la célula animal, estando ausente en la célula vegetal. (por esta razón todos los aceites de origen vegetal dicen 0% de colesterol)

Sin embargo, si el colesterol se encuentra elevado puede favorecer a la formación de la placa dentro de los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de presentar enfermedad cerebrovascular (derrame cerebral), infarto cardiaco e incluso muerte súbita.

¿Hay varios tipos de colesterol?

Si. En la práctica se determinan frecuentemente el colesterol total, el colesterol HDL (llamado  colesterol bueno) y el colesterol LDL (llamado el colesterol malo). 

¿Factores de riesgo para padecer colesterol LDL alto?

Los factores para presentar colesterol LDL alto son una dieta con gran cantidad de grasas saturadas o de origen animal, la inactividad física, enfermedades como la diabetes, trastornos de la tiroides o en los riñones, el uso de medicamentos como los esteroides y por supuesto, la herencia familiar de colesterol elevado.

Mientras que el factor de riesgo de mayor importancia para presentar colesterol HDL bajo es la inactividad física.

¿Síntomas del colesterol LDL alto?

En la mayoría de los casos, el paciente no presenta ningún síntoma asociado al colesterol LDL elevado o al HDL bajo. Pero el daño por el colesterol puede seguir acumulándose.

¿Qué tanto puede durar el colesterol alto?

 

Si no se toman medidas para disminuirlo puede durar toda la vida y aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares que lleven al paciente a la discapacidad o a la muerte.

 

 

¿Cuáles son las cifras normales de colesterol LDL?

Las cifras de colesterol normales dependerán del tipo de paciente y de las enfermedades que ha presentado el paciente. Por lo que el médico, valorará inicialmente el riesgo cardiovascular del paciente para determinar la meta de colesterol que el paciente debe presentar.

Por ejemplo, en un individuo sin ningún factor de riesgo cardiovascular debe tener un colesterol LDL menor de 190 mg/dl, pero si el paciente mismo paciente desarrolla Diabetes Mellitus, su colesterol debe ser menor de 100mg/dL. Otros factores a considerar para ajustar la meta del colesterol LDL son la edad, el género, la presión arterial, el tabaquismo, los valores de HDL y el antecedente de otras enfermedades como la enfermedad cerebrovascular (derrame cerebral).

¿Cómo puedo prevenirlo?

 

La modificación de los estilos de vida es la clave, disminuyendo la ingesta de colesterol y de grasas saturadas, evitar la reutilización del aceite en alimentos fritos, realizar actividad física regular como caminar durante, al menos, 30 minutos, tres veces por semana, evitar la obesidad o tratarla si está presente.

¿Tratamiento?

 

El tratamiento consistirá en la combinación de modificación de los estilos de vida y el tratamiento farmacológico. Existen en el mercado una gran cantidad de grupos de medicamentos para disminuir el colesterol LDL y aumentar el HDL, siendo los de mayor uso: las estatinas, los fibratos, inhibidores de la absorción de colesterol, secuestradores de ácidos biliares, ácido nicotínico, los derivados del ácido fíbrico y los ácidos omega 3.

¿Cuándo acudir a un profesional?

Los estudios del colesterol se deben iniciar a partir de los 35 años en varones y de los 45 años en mujeres sanas. Aquellas personas con diabetes, enfermedad coronaria, antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular, fumadores y obesos deben iniciarse el estudio de los niveles de colesterol desde los 20 años. Si los niveles resultaran normales deben repetirse cada 5 años.

¿Qué pronóstico o efectividad hay si se sigue una dieta y tratamiento farmacológico?

El pronóstico es favorable disminuyendo el riesgo de complicaciones en el futuro y mejorando la esperanza de vida. Una vez iniciado el tratamiento, se comienzan a observar cambios importantes en las primeras 6 a 8 semanas.

¿Recomendaciones para tener un corazón sano?

Realizar actividad física regular, tener una alimentación balanceada disminuyendo la ingesta de azúcares simples, principalmente bebidas azucaradas, evitar o tratar la obesidad y dedicar tiempo a actividades recreativas para liberar el stress de la vida diaria. Además en indispensable cada cierto tiempo, revisar y asignar prioridades a los proyectos familiares, laborales, profesionales, espirituales y recreativos.

 

Visita el Perfil del Doctor Cesar Rovira 

¿Tienes dudas? Escríbenos

    Contactar por Whatsapp

    Do NOT follow this link or you will be banned from the site!