fbpx

La Fiebre en los Niños ¿Qué Hacer?

.

.

.

La fiebre en un niño es una de las principales causas de consulta médica en mí clínica y en el cuarto de urgencias. Es importante que los padres sepamos cómo tratarla y a la vez reconocer aquellas situaciones en las cuales la fiebre amerita una pronta evaluación médica y los casos en que se puede dar un manejo inicial en casa y vigilar al niño.

 

¿Qué es la fiebre?

 

Es una respuesta normal del cuerpo a una variedad de condiciones dentro de las más comunes se encuentran las infecciones por virus y bacterias. Otras situaciones médicas pueden ocasionar fiebre como traumatismos, reacción posvacunal, golpe de calor, enfermedades crónicas como las reumáticas, las oncológicas y la artritis. El brote dental sólo suele ocasionar febrículas.

 

La fiebre no es una enfermedad, es un mecanismo de defensa natural del organismo contra las infecciones. Ocurre cuando la temperatura corporal se eleva como resultado de un reajuste en el termostato corporal por arriba de la temperatura normal.  Lo que mejora la respuesta del sistema inmunitario ante una amenaza.

 

¿Qué efectos negativos tiene la fiebre?

 

Cuando nuestro hijo presenta fiebre está en riesgo de deshidratarse, sobre todo los niños pequeños; pueden presentar disminución de la ingesta de alimentos, decaimiento, cefalea, vómitos, dolor muscular.

 

Algunos niños menores de 6 años van a presentar una predisposición o facilidad para desarrollar episodios de convulsión asociados a la fiebre, sobre todo aquel niño que ya ha presentado un primer evento convulsivo febril.   Tener una convulsión febril no significa que su hijo es epiléptico o que sufrirá daño cerebral.

 

 

Debido a que la fiebre puede subir y bajar, el niño puede tener escalofríos cuando su temperatura corporal empiece a subir. Y puede sudar para liberar el exceso de calor cuando le empiece a bajar.

 

A veces, los niños con fiebre pueden respirar más deprisa que de costumbre y pueden tener el ritmo cardíaco más acelerado. Llame al médico si su hijo tiene dificultades para respirar, respira mucho más rápido de lo normal, o sigue respirando deprisa cuando le baja la fiebre.

¿Por qué NO se medica siempre con antibióticos?

 

La fiebre elevada no es sinónimo de infección bacteriana, y por lo tanto no le indicará a usted si la infección es origen vírico o bacteriano. La mayoría de los eventos febriles en niños, son de causa viral y por lo tanto no necesitan el uso de un antibiótico.

 

Solo con la valoración de su Pediatra y la revisión de los laboratorios en aquellos niños en que sea necesario hacerlos; se podrá decidir si se trata de una infección bacteriana que requiere el uso de antibióticos.

 

¿Dónde es el lugar adecuado para tomar la temperatura corporal de un bebé?

 

La mejor manera de medir la temperatura de un niño depende de varios factores. En todos los niños, la temperatura rectal es la más precisa. Sin embargo, es posible medir con precisión la temperatura en la boca (para niños mayores de cuatro o cinco años) cuando se utiliza la técnica apropiada.

 

Al detectar fiebre, hay que comprobarla, por lo cual vamos a desabrigar al niño, y transcurridos 15 minutos, volveremos a medir la temperatura.

 

Las temperaturas medidas en la axila son menos precisas, pero pueden ser útiles como primera prueba en un niño menor de tres meses o en un niño mayor que no puede sostener el termómetro bajo su lengua. Si la temperatura de la axila es superior a 37.2°C (99ºF), debe medirse la temperatura rectal.

 

Las temperaturas medidas en el oído o en la frente también son menos precisas que las temperaturas medidas rectal u oralmente y pueden necesitar ser confirmadas por uno de estos métodos.

 

No es preciso medir la temperatura de un niño al sentir la piel del niño. Esto se denomina temperatura táctil, y depende en gran medida de la temperatura de la persona que está sintiendo la piel del niño.

 

¿Cuándo se considera que un niño tiene fiebre?

 

La temperatura normal para un niño está entre 36.4° y 37.4° C (entre los 97.6° y los 99.3° F).

Podemos decir que tenemos fiebre cuando:

  • Temperatura rectal mayor 38ºC (100.4ºF)
  • Temperatura Oral mayor 37.8ºC (100ºF) La temperatura rectal es de 0.5 grados C más alta que la temperatura oral.
  • Temperatura axilar mayor 37.2 ºC (99ºF) La temperatura axilar es 0.5 grado C más baja que la oral.
  • Temperatura en el oído (membrana timpánica) mayor 38ºC (100.4ºF). Esta se ve afectada por infecciones o tapones de cerumen.
  • Temperatura en área temporal mayor 38ºC (100.4ºF)

 

En general una temperatura de 38°C (100.4°F) o más se debe considerar como fiebre. Las temperaturas por encima de 39.5 ° C (103.1 ° F) se consideran una fiebre alta, y fiebre muy alta se define como cualquier temperatura por encima de 41 ° C (105.8 ° F). Una temperatura entre 37,5 ° C y 38 ° C es una temperatura corporal elevada.

 

¿Cuándo debo llevar a mi hijo con fiebre al Médico?

 

Se debe consultar a un Médico en las siguientes situaciones:

 

  • Los recién nacidos menores de 29 días, se considera fiebre la temperatura rectal mayor de 38°C. En estos casos todo bebé que presente fiebre medida con termómetro y verificada requerirá de hospitalización para tratamiento; ya que tienen un sistema inmunitario muy débil en esta etapa de su vida. Deberá acudir al cuarto de urgencias más cercano

 

  • Los lactantes menores de tres meses de edad que tengan una temperatura rectal de 38 °C o mayor, independientemente de la apariencia del bebé, deben acudir a una valoración con su Médico Pediatra incluso aunque los bebés que se vean bien. Estos pacientes no deben recibir medicación para la fiebre (acetaminofén) hasta que hayan consultado con su médico. En estas edades es necesario una evaluación pronta y regularmente debe acompañarse de exámenes de laboratorios para detección de enfermedades infecciosas bacterianas que requieran el uso de antibióticos.

 

Niños de tres meses a tres años que tienen una temperatura rectal de 38 °C o más, por más de tres días o que parecen enfermos (p. Ej., Quisquillosos, que lloren mucho, que se niegan a beber líquidos).ü  Niños de 3 a 36 meses que tienen una temperatura rectal de 38 °C (102 ° F) o superior.ü  Los niños de cualquier edad cuya temperatura oral, rectal, membrana timpánica o de frente sea de 40ºC o mayor o cuya temperatura axilar sea 39.4ºC o mayor.ü  Niños de cualquier edad que tengan una convulsión febril. ü  Niños de cualquier edad que tienen fiebre recurrente por más de siete días, incluso si la fiebre dura sólo unas pocas horas.ü  Niños de cualquier edad que presenten fiebre y tienen un problema médico crónico, como enfermedad cardíaca, cáncer, lupus o anemia falciforme.ü  Niños que tienen fiebre y tienen erupción cutánea (están brotados)

 

¿Cómo debe manejarse la fiebre en un niño?

 

Existen dos maneras en que podemos ayudar a que la fiebre de nuestro hijo disminuya; lo cual le ayudará a que se sienta mejor.

Medidas físicas

  • Mantener el ambiente fresco
  • No abrigar
  • Hidratarlo con abundantes líquidos y suero de rehidratación.
  • No colocar bolsas de hielo o realizar baños con alcohol.

 

Rompiendo mitos ¿Es bueno bañar a los niños cuando tienen fiebre?

 

Frecuentemente se recomienda el baño o frotar a los niños como medio para bajar la temperatura.  Consulte a su Pediatra antes de usar estas medidas.

 

En mi experiencia en algunos casos recomiendo el uso de medio físico en aquellos niños con la temperatura muy alta, en los cuales es necesaria una reducción más rápida y mayor de la temperatura corporal que la que se puede lograr con agentes antipiréticos solos (niños con fiebre mayor de 39°C). En estos casos, los agentes antipiréticos deben administrarse al menos 30 minutos antes del enfriamiento externo. Los agentes antipiréticos son necesarios para restablecer el punto de regulación termorregulador, sin el cual el enfriamiento externo resultará en un aumento en la producción de calor.

 

Hay que tener precaución con la temperatura del agua que utilicemos.  La cual debe estar a temperatura ambiente, ya que, si el agua está muy fría, ocurrirá un cierre de los vasos sanguíneos periféricos debajo de la piel y un cierre de los poros lo cual impedirá la salida de calor del cuerpo. Y si el agua está muy caliente contribuirá a subir la temperatura. Ambas situaciones pueden interferir en el mecanismo de pérdida de calor del cuerpo.

Medicamentos que bajan la temperatura corporal.

 

En general los medicamentos contra la fiebre solo permiten bajar temporalmente la temperatura corporal del niño, pero no permiten que vuelva a la normalidad ni tratan la causa de la fiebre.

 

  • Un antitérmico o antipiréticos es un medicamento que ayuda a bajar la temperatura entre 1 y 1,5ºC, no más. La temperatura por sí misma puede bajar con o sin antipirético.
  • El uso de estos medicamentes se recomienda para el caso de niños irritables y con fiebre alta.
  • No debemos usar medicación en el niño que presenta febrículas (37.5-37.9).
  • Los medicamentos que tienen mejor efecto en disminuir la temperatura y deben utilizarse de forma regular incluyen el acetaminofén y el ibuprofeno.
  • Recuerde que los niños pequeños con frecuencia cambian su peso rápidamente, por lo cual su Pediatra o Médico de cabecera deberá ajustar la dosis de los mismos de forma periódica.
  • El Paracetamol (acetaminofén) e ibuprofeno son igual de efectivos y seguros como antipiréticos.
  • El Ibuprofeno no es recomendado en menores de 6 meses, y debe ser administrado cada 6-8 horas y un máximo de 4 dosis por día. Procuré utilizarlo por periodos menores de 5 días.
  • El uso combinado o intercalado de antitérmicos no se recomienda de forma rutinaria a todos los niños. Consulte a su Pediatra el cual lo orientará en qué momento se pudiera usar una combinación de medicamentos para bajar la temperatura.

 

Por el Dr. Robin Samudio Castillo

Médico Pediatra

Visita el perfil del doctor

Contactar por Whatsapp

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!