fbpx

Las masas testiculares: conoce cuáles son las benignas y las malignas

Dra . Marta Sanchéz

Urología

El hallazgo bien sea por autoexamen o revisión médica de una masa en los testículos siempre es motivo de alarma para los hombres, especialmente los más jóvenes. A continuación, te hablamos sobre ellas, su clasificación, así como opciones de tratamiento.

¿CÓMO SE DETECTAN LAS MASAS TESTICULARES?

Los testículos pueden tener alteraciones como inflamación, lesiones, protuberancias, masas o tumoraciones, cuyo carácter benigno o maligno es diagnosticado por un especialista.

Sin embargo, en muchos casos es el mismo hombre quien descubre primero el bulto o masa. También en ocasiones pueden producir dolor lo que las hace notorias. Por ello, algunos médicos recomiendan la realización del autoexamen testicular.

Es que en lo que se refiere a tratamientos estéticos, lo ideal es que se vea realmente un refrescamiento y disminución de arrugas o líneas de expresión, pero sin que se note o cambie dramáticamente nuestro aspecto facial.

Las masas testiculares pueden clasificarse en benignas, malignas, asintomáticas y dolorosas.

El hidrocele, quiste epidídimo y el varicocele figuran entre las patologías benignas, es decir, no cancerosas, y la mayoría de las veces asintomáticas.

El primero de ellos, hidrocele, ocurre al acumularse líquido en el recubrimiento que rodea al testículo. Se presenta en recién nacidos y en adultos por lo general se relaciona a inflamación o lesión interna del escroto.

El quiste epidídimo es un quiste lleno de agua en el epidídimo, que es el conducto enrollado fuertemente detrás y por encima de cada testículo.

El varicocele es similar a las venas varicosas de las piernas, es decir, es el agrandamiento de las venas que se encuentran en el cordón que apoya los testículos.

Entre las masas benignas dolorosas están la epididimitis o inflamación del epidídimo, orquiepididimitis que es inflamación de uno o ambos testículos y puede ocurrir por causas bacterianas, la torsión testicular que ocurre cuando el cordón espermático se tuerce, y las hernias inguinoescrotales.

Entre las masas testiculares malignas y asintomáticas se encuentran los tumores primarios y metastásicos. El cáncer testicular representa solo el 1% dentro de la variedad de neoplasias que pueden presentarse en el organismo, pero es el más común en los hombres entre 15 y 35 años.

DIAGNÓSTICO DE LAS MASAS TESTICULARES

Para el diagnóstico preciso del tipo de masa testicular que presenta un paciente, el médico toma en consideración en primer lugar la historia clínica que incluye si se ha experimentado dolor o no, si ha crecido o si se ha sufrido algún golpe o traumatismo.

Igualmente, se procederá a realizar un examen físico exhaustivo para determinar el tamaño, la consistencia, palpación, piel y transiluminación, que es el paso de luz brillante a través del escroto, lo que puede dar datos sobre la ubicación, tamaño y composición de la masa.

La prueba diagnóstica por excelencia es la ecografía, ya que brinda información detallada sobre el estado del escroto y de los testículos.

 

Adicionalmente, el especialista puede necesitar exámenes de sangre y orina para descartar procesos infecciosos o de otra causa. Cuando se sospecha de cáncer testicular, es necesario medir los diferentes marcadores tumorales como la alfafeto proteína, la fracción B gonadotropina coriónica y DHL.

CONOCE LAS OPCIONES DE TRATAMIENTO

Lo primero que hay que decir sobre este punto, es que lo principal es determinar qué clase de masa testicular se padece, para poder establecer el abordaje más adecuado.

En general, la mayoría de las masas testiculares benignas requieren un tratamiento mínimamente invasivo, algunas con medicamentos o apelando a procedimientos quirúrgicos tales como drenado, extirpación o reparación.

Para tomar estas decisiones, paciente y médico tratante deben tener en consideración factores como el dolor, infecciones o si puede afectar la fertilidad masculina.

Cuando ya se ha diagnosticado la presencia de cáncer testicular, un urólogo recomendará las opciones a seguir. Entre ellas puede estar el procedimiento quirúrgico llamado Orquiectomía inguinal radical o la aplicación de quimioterapia en casos de evidencia de metástasis.

Es importante que, si palpas alguna masa o sientes alguna molestia, acudas lo antes posible a tu urólogo, quien es el indicado para orientarte sobre tu caso particular.

¿Alguna duda en particular?

En un lapso de 24 horas recibirás respuesta en tu email o WhatsApp desde nuestro número 6648-8600.

Contactar por Whatsapp

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!