fbpx

Lo que debes conocer sobre la cirugía de reemplazo de cadera


 ¿En qué consiste?

 

En un reemplazo de cadera, el cirujano extrae las partes dañadas de la articulación de la cadera y las reemplaza con partes generalmente hechas de metal, cerámica y plástico muy duro. Esta articulación artificial (prótesis) ayuda a reducir el dolor y mejorar la función. También conocida como «reemplazo total de cadera», esta cirugía puede ser una opción para usted si el dolor de cadera interfiere con sus actividades diarias y los tratamientos conservadores no ayudan o ya no son efectivos. La lesión por artritis es la razón más común para necesitar un reemplazo de cadera.

 

Opciones de tratamiento conservadores previo a una cirugía :

  • Infiltraciones de cadera con plasma rico en plaquetas, ácido hialurónico, corticoides
  • Ejercicios
  • Fisioterapia
  • Disminuir de peso
  • Mejorar su alimentación
  • Ortesis
  • Medicamentos y suplementos

 

Las afecciones que podrían llevar al reemplazo

 

Artrosis. Comúnmente conocida como “artritis por desgaste”, la artrosis daña el cartílago que reviste los extremos de los huesos y que ayuda a que las articulaciones se muevan con facilidad.

Artritis reumatoide. La artritis reumatoide es provocada por un sistema inmunitario hiperactivo. Esta enfermedad produce un tipo de inflamación que puede erosionar el cartílago y ocasionalmente el hueso subyacente, lo que da lugar a articulaciones dañadas y deformadas.

Osteonecrosis. Si hay una irrigación sanguínea inadecuada en la parte esférica de la articulación de la cadera, que podría ser el resultado de una dislocación o fractura, el hueso podría colapsar y deformarse.

La cirugía es una opción cuando el dolor:

 

  • Persiste a pesar del tratamiento conservador
  • Empeora al caminar, incluso con un bastón o con un andador;
  • Interfiere en el sueño;
  • Afecta la capacidad de subir y bajar escaleras,
  • Dificulta la capacidad de levantarte cuando estás sentado

¿Qué prótesis por lo general usa y de qué está hecha?

 

No hay un implante que sea la opción ideal para todo paciente

 

Al escoger el tipo de implante adecuado, se debe pensar en características como la edad del paciente y su nivel de actividad, el tipo de deformidad y también la preferencia del cirujano en cuanto a técnica; sin embargo normalmente podemos usar cerámica con plástico (polietileno), cerámica con cerámica, metal (cromo-cobalto, zirconio, níquel, titanio) con polietileno, etc.

 

Medidas para reducir los «riesgos»

 

Los riesgos asociados con la cirugía de reemplazo de cadera pueden incluir: Coágulos sanguíneos, infección, fractura, dislocación, cambio en la longitud de la pierna, aflojamiento, lesión de los nervios.

 

Coágulos sanguíneos: es importante una movilización temprana y un medicamento profiláctico que se administrará por algunas semanas

 

Infección: se realiza una evaluación preoperatoria exhaustiva, se administra de forma profiláctica un antibiótico previo a la cirugía y se guardan medidas de extrema asepsia y antisepsia en este tipo de cirugía, para disminuir los riesgos de infección

Realizar un planeamiento pre quirúrgico detallado nos permite tomar las medidas pertinentes para realizar la cirugía con una excelente técnica y disminuir el riesgo de este tipo de complicaciones

Después del procedimiento:

 

La atención multidisciplinaria con Fisiatras, Fisioterapeutas es fundamental para recuperar el uso de la articulación y los músculos. Se hará una evaluación inicial y de acuerdo a cada caso se prescriben medicamentos para el dolor, hielo, ejercicios de movilidad, fortalecimiento y enseñar el uso de un dispositivo para caminar, como andadera o bastón o muletas.

 

Hablemos de tus cuidados

 

Para garantizar la recuperación adecuada y evitar la luxación de la prótesis, podrían pedirle que tome precauciones especiales al sentarse, agacharse o dormir, por lo general, durante las primeras 6 semanas después de la cirugía. Estas precauciones variarán según el paciente y el enfoque quirúrgico que haya usado el cirujano para hacer el reemplazo de cadera.

El médico y el fisioterapeuta le indicarán las precauciones específicas que debe seguir.

 

La rehabilitación, pieza clave del éxito

 

Comenzar su programa de ejercicios y hacer que tenga movilidad temprana es vital para que su cirugía sea exitosa.

  • Su primera sesión con el fisiatra puede ser los días posteriores a la cirugía. Se hará una evaluación inicial y de acuerdo a cada caso se prescriben medicamentos para el dolor, ejercicios de movilidad, fortalecimiento y enseñar el uso de un dispositivo para caminar, como andadera o bastón o muletas.
  • Su fisioterapeuta revisará los ejercicios que hará a diario y se asegurará de que los haga adecuadamente.
  • Su terapeuta revisará las precauciones que su médico le indicó para después de la cirugía.
  • Desde la primera consulta su terapeuta lo ayudará e instruirá en cómo entrar y salir de la cama, pararse y comenzar a caminar.
  • Usará una andadera para ayudarse mientras esté en el hospital y por algún tiempo después de salir del hospital.
  • Se le aconseja continuar usando la andadera hasta que su médico le indique lo contrario.
  • Una vez que su médico le dé alta del hospital, es necesario que continúe en fisioterapia y realice las recomendaciones en casa.

Conoce más acerca de los especialistas:

Dr. Orlando Bósquez

Dra. Rose Arosemena


    Contactar por Whatsapp

    Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
    error: Alert: Content selection is disabled!!