fbpx

Sobreviviendo al primer día de clases

“Ese fantástico y esperado primer día de clases ha llegado… me levanto muy temprano, me alisto y me voy a la escuelita tomado de mano de papá o mamá… llegamos a un mundo donde todo es nuevo, donde no conozco a nadie… y de repente tengo que soltarme y quedarme solito”.

 

Comienza un nuevo año, y los niños, junto a sus padres, se preparan para afrontar un importante desafío: el primer día de clases. Muchas emociones entran en juego ese día tan importante: nervios, incertidumbre, expectativa.

 

Pero este gran día, podría ser para algunos niños, una experiencia muy fuerte y difícil, para otros, un momento emocionante y divertido.

 

Para ayudar a hacer este paso a la escuela lo más fácil posible, debemos como padres, preparar a nuestros niños antes de ese primer día, contándoles lo que va a pasar y brindándoles todo nuestro apoyo.

 

 

Conversemos con nuestro hijo y resaltemos que ahora ha crecido, y necesita ir a la escuela para aprender cosas nuevas, jugar, hacer nuevos amigos y divertirse, así como papá, mamá o el hermano/a mayor (si lo tiene) alguna vez lo hicieron.

 

Es necesario involucrar al niño en todo el proceso, por ejemplo, llevarlo a conocer la nueva escuela (esto le generará confianza, ya que no hay nada más temeroso para un niño que lo desconocido), escojamos con él la maleta y la lonchera nueva, preparemos juntos los útiles, entre otros.

 

Te recomendamos leer: El dolor de espalda en los niños y su relación con la mochila escolar

 

Debemos recordar que todos los niños son diferentes, algunos tienen experiencias previas, así como distintos temperamentos y caracteres, por lo tanto, cada niño enfrenta su primer día de clases de forma distinta. Para los pequeños que han asistido a preescolar será mucho más fácil, pero cuando se trata de un hijo único que nunca ha ido al preescolar, le puede resultar más difícil separarse de sus padres.

 

 

Es recomendable que los padres estén tranquilos y demuestren empatía con sus hijos, si tú estás ansiosa por el primer día de clases, ¡imagínate cómo está tu hijo! ¡Recuerde que si tu hijo nota que te encuentras angustiada se sentirá inseguro! Por lo tanto, trata de darle mucho cariño al dejarlo en la escuela, así como de calmar sus temores diciéndole: «yo sé qué es difícil porque no conoces a nadie, pero las maestras te van a cuidar y pronto vas a tener muchos amigos».

 

En caso tal que el niño empiece a llorar, tomate un momento para consolarlo, brindándole la tranquilidad que necesita, con una actitud serena. Es importante que el niño sepa que lo vendrás a buscar al terminar las clases y que irán a casa, esto calmará la angustia ante la separación. Siempre dígale la hora en que vendrá a recogerlo y trata de no llegar tarde. Después de despedirnos, debemos retirarnos al igual que los otros padres.

 

Te recomendamos leer: Recomendaciones de un experto para lidiar con hijo adolescente 

 

Cuando termina el primer día y el niño llega a casa, debemos mostrarnos interesados por lo que el niño hizo en la escuela, reforzándolo de forma positiva.

 

 

Hay que resaltar que el período de adaptación puede variar en cada niño, posiblemente veamos una recaída el lunes siguiente tras el primer fin de semana con los padres. Pero es importante señalar que, si a las dos semanas del inicio de clases el niño continúa llorando, podríamos estar frente a una angustia por separación, por lo que es recomendable consultar a un psicólogo que pueda ayudarnos a manejar la situación.

 

El primer día de clases se acerca, y es un día que jamás van a olvidar!!!

 

Por la Licda. Janitza García Rodríguez

Psicóloga – Chitré Visita su perfil profesional

Contactar por Whatsapp

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!