fbpx

Todo lo que debes saber sobre la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano

 

Dra. Nubia Ponce

Ginecología Obstetricia

EL Virus del Papiloma Humano (VPH) es el causante del  99% de los casos de cáncer cérvico uterino. Los estudios con las vacunas han demostrado alta seguridad y eficacia en la prevención e infección por VPH.

Toda persona sexualmente activa puede contraer el VPH.

La vacunación contra el VPH es una herramienta fundamental en la lucha contra el cáncer cérvico uterino.

El cáncer cervicouterino es el segundo cáncer más frecuente en mujeres. Es un virus de DNA de doble cadena sin envoltura.

Cada año, en todo el mundo, se diagnostican cerca de 500 mil nuevos casos de cáncer de cuello uterino. Existe una alta prevalencia del virus del papiloma humano en mujeres menores de 25 años.

La disponibilidad de técnicas de tamizaje como la citología o Papanicolaou y la genotipificación de VPH, han sido claves para lograr una disminución significativa en la incidencia y mortalidad del cáncer cérvico uterino que actualmente se complementa con el uso de la vacunación.

Desde el 2007 más de cincuenta países han incluido las vacunas de VPH en sus programas nacionales de inmunización.

Los tipos de VPH y qué ocasionan

Existen más de 200 genotipos del VPH.

Más del 70% de los casos de cáncer cérvico uterino se han relacionado al genotipo 16 y 18.

Se clasifican en:

  • Bajo riesgo: tipo 6 y 11 (causantes del 99 % de las verrugas genitales)
  • Alto riesgo: 16, 18, 45, 31, 33, 52, 58, 35, 59, 56, 51, 39, 68, 73, 62 (ordenar en forma creciente)

El VPH este asociado no solo a cáncer cérvico uterino sino también a cáncer de vulva, vagina, pene, garganta y ano.

¿Qué vacunas hay disponibles?

La FDA (Food and Drugs Administration US) ha aprobado las siguientes:

  • Bivalente: (16,18) Cervarix
  • Tetravalente: (6,11,16,18) Gardasil
  • Nonavalente:  6,11,16,18,31,33,45,52,58, y Gardasil 9 que aún no ha llegado a Panamá

Cuando una persona es vacunada con alguna de estas, el sistema inmunológico, estimula la producción de anticuerpos contra los tipos de VPH que contiene la vacuna, ayudando a proteger contra las enfermedades causadas por estos virus. Estas enfermedades incluyen lesiones precancerosas, y canceres de los genitales femeninos (Cuello uterino, vulva y vagina). Lesiones precancerosas y cáncer de ano y verrugas genitales en hombres y mujeres.

La vacunación contra el VPH es una herramienta efectiva porque disminuye el riesgo de padecer la enfermedad prevencion primaria.

En nuestro país el esquema nacional de vacunación recomienda la aplicación de la vacuna en niños y niñas desde los diez años en dos dosis, con un intervalo de seis meses entre ellas.

 

La vacunación aporta total beneficio si se coloca antes del inicio de la vida sexual. Es por ello que se recomienda la aplicación en edades tempranas. La vacuna tendrá mayor potencial preventivo cuanto menos haya sido expuesto al VPH.

La aplicación en mayores de quince años debe administrarse por vía intramuscular, en forma de tres dosis individuales de 0.5 ml, de acuerdo con el siguiente esquema:

  • Primera dosis: en la fecha elegida
  • Segunda dosis: dos (2) meses después de la primera dosis
  • Tercera dosis: seis (6) meses después de la primera dosis

No se ha evaluado la seguridad y eficacia de la vacuna en adultos mayores de 45 años.

En algunos casos puede producirse enrojecimiento y dolor leve temporal en la zona donde fue aplicada. En cuanto a efectos sistémicos podría aparecer fiebre, dolor de cabeza y dolor muscular.  La vacuna contra el VPH es altamente segura y con eficacia comprobada.

Recuerda que, aunque hayas recibido la vacuna contra el VPH, es importante la revisión ginecológica anual. La vacunación contra el virus del papiloma no sustituye a las pruebas de detección del cáncer cervicouterino. Igualmente, los hombres deben acudir al especialista para sus exámenes correspondientes.

Contactar por Whatsapp

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!