fbpx

Tumores acechan la piel

 

El Carcinoma Basocelular, se trata del tumor maligno más común de la piel, constituyendo 75% de los tumores de piel, el cual ha aumentado su incidencia en la población mundial durante las últimas 3 décadas.

 

En nuestro país, es el tumor de piel más frecuente y la población más afectada es la femenina debido a la forma de vestir y al estilo de vida. el sitio anatómico más frecuentes de aparición es el rostro.

 

En cuanto al rango de edad más frecuente está entre los 50-60 años, sin embargo, se observan casos nuevos en edades más tempranas, siendo que los factores relacionados a su desarrollo son: ocupación de las personas, localización geográfica y exposición a la luz solar.

 

Vale destacar que el riesgo de cáncer de piel es mayor en personas con fototipo de I-III (blancos, cabellos y ojos claros), así como los que tienen mayor tendencia a quemarse y no broncearse, es decir, pieles sensibles.

 

El crecimiento del Carcinoma Basocelular es lento y de muy rara metástasis, pero puede invadir y destruir tejidos locales como el cartílago o, en raras ocasiones, hueso.

 

Características

 

Su presentación clínica más frecuente es la forma  tumoral o nodular, lesión hemisférica, eritematosa o violácea, a veces de aspecto lobulado y con telangiectasias (son dilataciones de vasos capilares pequeños y de superficiales). Otras formas son superficial, plano-cicatrizal, morfeiforme, ulcerado y pigmentado.

 

 

 

En general, su diagnóstico es sencillo si tomamos en cuenta que tienen una morfología característica, una evolución que -en general- va en relación con el tamaño del tumor pues crecen en promedio 0.5 cm por año; la topografía, generalmente, se localiza en la cara, en un aproximado de 82% de los casos.

El objetivo principal en el tratamiento de este tumor es su eliminación completa con resultados cosméticos aceptables, por ello, los abordajes se pueden resumir en dos grandes grupos:  procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos.

 

Dentro de los procedimientos quirúrgicos se encuentran las técnicas destructivas como son el curetaje y electrodesecación, más criocirugía; en segundo lugar, las técnicas excisionales, es decir, de extirpación quirúrgica con márgenes, además de la cirugía micrográfica de Mohs.

 

En el grupo de los procedimientos no quirúrgicos se encuentran: la radioterapia, el 5-Fluoruracilo intralesional, el interferón intralesional, la terapia fotodinámica, la quimioterapia, los retinoides, y más recientemente, el imiquimod.

 

Recomendaciones preventivas

 

  1. Evitar el sol en horas de 9:00 de la mañana  a 4:00 de la tarde.
  2. Utilizar ropas apropiadas que cubran las áreas fotoexpuestas, paraguas, sombreros, gafas. Los hombres deben evitar el cabello muy corto (debido a que la piel del cuero cabelludo quedaría expuesta a los rayos ultravioleta).
  3. Utilizar protector solar por encima de 30 SPF. Inculcar este hábito en los niños y en personas cuyo trabajo sea al aire libre, también deportistas.
  4. Autoevaluarse los nevos (lunares) para determinar algún tipo de cambio (forma, tamaño, color, o si hay presencia de sangrado).
  5. Acudir a su especialista en dermatología mas cercano

Por la Dra Ildania Atencio Tejada, Especialista en Dermatología de la provincia de Veraguas 

Ver el Perfil del Médico

¿Dudas? Escríbenos: 

 

    Contactar por Whatsapp

    Do NOT follow this link or you will be banned from the site!