fbpx

ÚLCERAS VENOSAS: PONLE ATENCIÓN A TUS PIERNAS

Las úlceras venosas en extremidades inferiores constituyen un problema de salud muy frecuente. Cada día se presenta un alto porcentaje de pacientes con este tipo de úlceras que reaparecen después de haberse curado, lo cual revela  la magnitud del problema y la importancia que tiene un tratamiento integral, que varía de persona a persona.

 

Lo principal es que los pacientes estén conscientes de que el tratamiento medicamentoso no es suficiente para curar las úlceras venosas. Además, tienen que adoptar un estilo de vida saludable que ayude a controlar la enfermedad vascular y cutánea, así como, que mejore sus condiciones en general. Pero, primero conozcamos en profundidad este delicado problema de salud.

 

¿QUÉ SON LAS ÚLCERAS VENOSAS?

 

Son lesiones, con pérdida de sustancia, que se asientan sobre la piel dañada por una dermatitis secundaria a la hipertensión venosa, la cual constituye la complicación principal de la insuficiencia venosa crónica.

Por lo general, se presenta entre la rodilla y el tobillo,  la lesión permanece abierta más de cuatro semanas, llegándose a extender e infectar y puede volverse crónica.

Las úlceras venosas representan de un 70 a 75% de los casos que se registran a nivel nacional como consulta en los diversos centros médicos, porcentaje que sigue en aumento.

Conoce la clinica de heridas del Dr. Nyder

¿CÓMO IDENTIFICAR UNA ÚLCERA VENOSA?

 

Las características principales de las úlceras venosas son:

  • Pulsos presentes que en algunos casos suelen ser débiles o ausentes.Tamaño variable, desde pequeñas a muy extensas, a veces rodean toda la pierna.
  • Pueden ser únicas, múltiples o bilaterales, pero siempre serán más llamativas en la pierna donde existen mayores dilataciones varicosas.
  • Generalmente tienen forma redondeada, ovalada y también pueden ser irregulares.
  • Sus bordes son suaves, algo excavados, de color rojo violáceo y brillante en ocasiones, posteriormente al hacerse crónicas los bordes se vuelven más pálidos y duros.
  • El fondo de la úlcera depende del estado en que se encuentre y de su antigüedad, puede haber secreción purulenta como evidencia de una infección secundaria.
  • Cambios en la coloración de la piel, por alteraciones cutáneas previas.
  • Son moderadamente dolorosas, en algunos casos pueden ser indoloras, pero también otras producen mucho dolor en el paciente.
  • Su localización más común es el área de las piernas, en la cara interna lateral y la región inferior.

Evolución del cierre de una ulcera de pie

 

DIAGNÓSTICO CLÍNICO Y TRATAMIENTO

 

Este debe ser realizado por médico idóneo, quien para confirmar o descartar el diagnóstico de una úlcera, primero procederá a realizar un examen físico y la exploración inicial en base a las características de la herida o los criterios clínicos correspondientes.  Posteriormente, para complementar su diagnóstico, ordenará una serie de estudios, como el Doppler Arterio-Venoso, uno de los métodos más usados. Esta es una exploración no invasiva que ayudará a determinar el tipo de tratamiento compresivo que se debe emplear.

Tratamiento farmacológico

 

En primer lugar, se debe considerar el uso de flebotónicos, antiagregantes y vasodilatadores periféricos para favorecer la curación de pacientes con úlcera venosa.

Tratamiento clínico

 

  • Limpieza y desbridamiento de la herida (remoción del tejido muerto o dañado)
  • Manejo del exudado (líquido o pus en la herida)
  • Revestimiento adecuado de la herida
  • Proteger la piel perilesional (la piel con cambios de color alrededor de la herida)
  • Control de la infección
  • Terapia compresiva

 

La compresión es la piedra angular del tratamiento. No conocer los aspectos cruciales en el desarrollo de la herida, se traduce finalmente en que la lesión se convierta en crónica.

 

CÓMO PREVENIRLAS Y CUIDARLAS EN CASA

 

Es posible la curación de úlceras en pacientes que siguen las medidas generales de control, pero las úlceras persistirán si no se toman en cuenta los cuidados específicos en casa. Los más importantes son los que mencionaremos a continuación:

 

  • Aseo diario de los miembros inferiores.
  • Hidratación de la piel para que adquiera mayor elasticidad y aplicación de medias de compresión con regularidad.
  • Mantener el peso ideal.
  • Colocar las piernas en alto o elevadas, siempre que sea posible.
  • Por la noche, dormir con los pies levantados de la cama, unos 15 cm aproximadamente.
  • Evitar estar de pie mucho tiempo.
  • Práctica diaria de ejercicio físico moderado, ya que el movimiento activa y mejora el retorno venoso.

 

Paciente femenina, presenta 11 años de tener una úlcera venosa. Inició tratamiento el 25/07/18

Después de 6 meses de tratamiento

Úlcera completamente cerrada a los 11 meses de tratamiento

 

Contactar por Whatsapp

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!