fbpx

Ultrasonido morfológico Un estudio que no puede faltar en tu control de embarazo

La ciencia y la tecnología han desarrollado los medios para ayudar a identificar y prevenir enfermedades, así como también defectos congénitos en los bebés, utilizando diferentes herramientas como lo es el ultrasonido.

 

Actualmente existe un tipo de ultrasonido mejor conocido como estructural o morfológico que son de gran ayuda en el control rutinario del embarazo, y para que conozcas un poco mejor sobre de que trata este estudio y para qué sirve, he dispuesto de estas siete preguntas que te ayudaran a conocer sobre él.

 

Primero comencemos definiéndolo:

 

¿Qué es el ultrasonido estructural (UE) o morfológico?

 

El ultrasonido estructural, también conocido como ultrasonido morfológico, es un examen de imagen que se realiza en el abdomen, es indoloro y permite visualizar toda la anatomía del bebé dentro del útero.

 

En este examen el médico evaluará de forma sistemática y estandarizada la anatomía fetal, órgano por órgano obteniendo una exploración detallada del bebé en desarrollo, así como también  las condiciones del vientre materno, como por ejemplo la placenta y el líquido amniótico,  se calcula el riesgo de preeclampsia, parto prematuro, pérdida gestacional y determinar la presencia de marcadores de cromosomopatías.

 

También sirve para conocer la edad gestacional de acuerdo con la biometría feta y partiendo de estos parámetros evaluar el crecimiento fetal   

 

¿Qué ventajas tiene el UE?

 

La observación detallada de la anatomía o estructura del bebé nos permite identificar en tiempo cualquier problema que pueda estar presentando el bebé y de allí tomar las consideraciones médicas pertinentes.

 

¿Cuándo debo hacerme el ultrasonido estructural?

 

Es de suma importancia la realización del UE en las semanas 18-24, te dará una primera mirada más clara y te prepara para los cuidados o precauciones que debes tomar si existe algún problema.

Paso a Paso

 

¿Qué se evalúa en este estudio?

 

Evaluación anatómica fetal: Se evalúa el cráneo y cerebro fetal. A este nivel, se efectúan mediciones intracerebrales para certificar la normalidad de su desarrollo. Se examina la cara, ojos, nariz, labios y el perfil. En el tórax, se evalúa la ubicación del corazón, el aspecto de los pulmones y las principales conexiones intracardiacas. A nivel del abdomen, se estudia el estómago, los riñones, la vejiga fetal y el aspecto del hígado e intestino. Se examina también la columna vertebral, la pared abdominal y las extremidades fetales.

 

Evaluación del crecimiento fetal: se realizan mediciones de los distintos segmentos del cuerpo (diámetro y circunferencia de cabeza, circunferencia del abdomen, longitud del fémur y longitud del humero) estas se cotejan con las tablas de crecimiento intrauterino, pudiéndose establecer si el feto está creciendo adecuadamente.

 

Líquido Amniótico: Se puede observar aumento o disminución del líquido amniótico que son signos indirectos de anomalías fetales

 

Evaluación de riesgo de parto prematuro: El parto prematuro (es el nacimiento que se produce entre las 22 y 37 semanas de gestación) es la causa más frecuente de enfermedad y muerte perinatal. Cerca de la mitad de las anormalidades neurológicas de la infancia son secundarias al parto prematuro.

La Ecografía Doppler de arterias uterinas: Se usa para valorar el riesgo de algunas complicaciones del embarazo como la preeclampsia (hipertensión del embarazo) o retraso del crecimiento intrauterino (problemas de crecimiento del bebé).

 

También es muy importante constatar la localización de la placenta ya que permite descartar que su implantación tape total o parcialmente el cuello del útero, ya que esto puede marcar la diferencia entre parto o cesárea

 

El hallazgo de una anomalía o malformación mayor permitirá definir la viabilidad de su bebé y las posibilidades de tratamiento intrauterino con lo cual podría mejorar su pronóstico de supervivencia. Asimismo, también podrá asesorarse por expertos y encontrar alternativas de tratamiento extrauterino que maximizaran la posibilidad que su bebé sobreviva.

 

¿Qué hacer si se encuentra alguna anormalidad mayor o un marcador de cromosomopatía?



Si alguna anomalía es detectada, se le explicará su significado y pronóstico, como también se sugerirán los estudios complementarios aconsejables y la forma más adecuada de seguimiento y control.

 

¿Qué puede causar malformaciones en un feto?

 

Muchos defectos congénitos pueden ser originados por alteraciones genéticas, la acción de diversas sustancias tóxicas o fármacos, la edad materna, agentes ambientales como las radiaciones ionizantes, enfermedades que la madre ha padecido durante el embarazo, e incluso por la alimentación llevada.

 

¿Qué hacer para evitar malformaciones en el embarazo?

 

Tomar ácido fólico todos los días en las cantidades que su obstetra recomienda ha sido de gran ayuda para evitarlo, también no se recomienda tomar alcohol y no fumar durante la gestación. El uso de antibióticos y medicamentos debe ser exclusivamente bajo supervisión médica.

La alimentación durante el embarazo es otro factor principal para considerar, se recomienda el consumo de frutas que su obstetra le indique.

 

Conclusiones

 

Ya conoces brevemente como te puede ayudar un ultrasonido morfológico para poder monitorear el desarrollo de tu bebé. Recuerda siempre asistir a tus controles de embarazo y realizarte las pruebas necesarias para un buen desarrollo de tu bebé.

Por el Dr. Luis Carlos Caballero

Ginecólogo y Obstetra 

Contactar por Whatsapp

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!